El sector Retail en la economía se ha convertido desde hace más de dos siglos en una de las más importantes fuentes de ingresos para los pequeños, medianos y grandes comerciantes. Para entender en qué consiste este, se empieza por presentar que “retail” es el término en inglés que define el comercio al por menor o al detal. Siendo así, este sector en la economía nacional e internacional, engloba todos aquellos negocios que van desde supermercados, tiendas de marca, centros comerciales, grandes superficies, cadenas de tiendas, sucursales bancarias y hasta en algunos casos, restaurantes (cuando se hace mención a los puntos de comida rápida). Así entonces, entendiendo al sector retail conformado por todas aquellas las empresas especializadas en la comercialización masiva de productos o servicios uniformes a grandes cantidades de clientes, es que se puede partir a señalar cuáles son en la actualidad los 3 principales retos de esta economía.

Ahora bien, reconociendo que el comprador colombiano es parte fundamental de los resultados de economía en el país, debe resaltarse que este es cada vez más activo, exigente y detallado en sus decisiones. A este escenario se adiciona que es un consumidor que tiene diversas alternativas para realizar sus compras como en las grandes superficies, hipermercados, cadenas de supermercados, tiendas de conveniencia, tiendas de barrio, entre otras, lo que le permite poder seleccionar la mejor opción de compra de acuerdo a su percepción. Por este gran reto para el sector se han identificado como los 3 retos que están marcando la diferencia en el sector: 1. La obsesión por el cliente; 2. Las capacidades logísticas; y por último 3. La tecnología innovadora.Estos tres retos tienen en común que evidencian la tendencia de la economía en ofrecerle al cliente mayores facilidades, accesibilidad y personalización en el bien, pero sobre todo en el servicio que recibe por parte del comercio. Así, se hace claro que el cumplimiento de estos retos está encaminado a conseguir una FIDELIZACIÓN de los consumidores con un negocio en específico o un proveedor de bienes y productos puntual, ante la gran oferta que está creciendo cada día más.

A continuación se explicará puntualmente cada uno de los retos, pero sobretodo se buscará dar una pista de cómo superarlo para conseguir la tan anhelada y mencionada: fidelización. En un primer momento se encuentra la obsesión por el cliente referenciando toda estrategia encaminada a conocer más y más a tu cliente, sus preferencias, sus gustos y disgustos y a enfocar la atención y los recursos en él. Por otra parte, el segundo reto, las capacidades logísticas hace mención a todas aquellas asignaciones de servicios que permitan al cliente un mayor agrado con la marca y con la experiencia de la compra. Dentro de esta categoría se encuentran por ejemplo la “acomodación” de los espacios de retail para que sean accesibles para todas las personas y que sobretodo hagan confortable su paso por el negocio. Por último, la tecnología innovadora se presenta como el reto que surge ante la transformación digital en marcha, que exige una inversión en tecnología centrada proporcionar una mejor experiencia al consumidor. Es decir, un mayor gasto en TI para seguir siendo competitivo.

¿y tú? ¿Ya estás listo para los nuevos retos que trae cada sector del mercado? ¡No te quedes atrás!