El sector hotelero definido como aquel que depende del turismo y se cobija en la bonanza económica de los países en Colombia ha presentado un considerable crecimiento en los últimos   años   como   consecuencia   de   distintos   factores.   Uno de estos se entiende como el  compromiso del Gobierno en fomentar el turismo en nuestro país. Este factor ha sido clave para el desarrollo del sector, así como para la mejora de la imagen proyectada al exterior. Es decir, el compromiso gubernamental ha volcado significativamente la imagen de Colombia para atraer a nuevos turistas y enamorarlos del país, mostrándolo como una nación llena de  oportunidades  y  muy  atractiva  para  el  turismo  y  la inversión extranjera. Sin embargo, uno de los sucesos más frecuentes en el sector hotelero, es la falta de recordación por parte de los visitantes y turistas. Si bien podría considerarse una falla grande el sector, también puede pensarse como una oportunidad para posicionarse dentro de este mercado.

El  nivel  de  la  recordación  de  la  marca  en  el  cliente está compuesto por  un amplio número de elementos que hacen que con tan solo escuchar su nombre o ver  alguna  imagen relacionada con ella, se identifiquen  por encima de un sin número  de marcas, la que para él ha generado mayor satisfacción y ha logrado generar una percepción positiva. La publicidad es uno de los elementos de la mezcla de marketing, que en este caso los hoteles utilizan para diversidad de objetivos, entre ellos atraer clientes, y  ante  la  creciente  y  diversas  formas  de  llegar  al  cliente,  las  formas  de  hacer publicidad también han  crecido.  Si el cliente  decide que esa  es su marca, y mientras esta le genere  valor, se dará algo conocido como “precio entre calidad  percibida” y así el seguirá comprando el servicio.

Debido a que  varias de las cadenas  hoteleras,  Sheraton y Estelar, cuentan  con alto prestigio y nivel de recordación no solo en el ámbito nacional, es evidente que los nuevos  competidores  requieran  de  gran  inversión a la hora  de  fortalecer su marca, imagen y portafolio de servicios. Finalmente, las experiencias en los hoteles se logran a través de la interacción con sus colaboradores. No se conoce el primer hotel donde no exista un solo momento de interacción entre colaborador y cliente.  Es  por  esto  que  se  quiere  identificar cómo influye el marketing interno en el desarrollo de una estrategia diferencial que cause recordación en los clientes.